Desde hace unos años han proliferado los restaurantes tipo buffet libre en los que pagas una cantidad y puedes comer lo que quieras. Normalmente ésto era típico de los cruceros u hoteles muy grandes ya que es imposible atender a la carta a cientos de personas a la misma hora, y así cada uno puede elegir libremente y sin esperas la comida que le apetece degustar. Esto está genial si el cometido es ese, poder atender a un numerosísimo grupo de personas a la vez sin que el primero empiece a las 14:00 y el último a las 19:00, pero cuando el resultado es comer hasta que te salga por las orejas porque vas a pagar lo mismo…la cosa es diferente, y por supuesto trae consecuencias diferentes.

LOS PELIGROS DEL BUFFET LIBRE 1PRIMERO: Comer hasta reventar hace que nuestro estómago se estire y se estire ya que es un músculo y puede hacerlo sin problemas. ¿Seguro? ¿Sin problemas? Sin problemas NO, estirar nuestro estómago hace que sea más y más grande cada vez, que perdamos la sensación de saciedad, que quepa cada vez más comida, y favorece la obesidad y la diabetes (del colesterol ya hablaremos otro día).

SEGUNDO: Comer hasta reventar hace que tengamos que segregar más de todo, que tengamos que digerir más de todo, que tengamos que procesar y metabolizar más de todo, y que tengamos que almacenar más de todo por supuesto, y por tanto favorece la obesidad y la diabetes. Vamos a poner un ejemplo, ¿y si un día nos da por correr hasta que nos fallan las piernas? Lo primero es que al día siguiente no nos podremos ni mover de las agujetas (que son micro lesiones). Probablemente nos hagamos una lesión mayor que las agujetas de forzar la máquina al máximo, y probablemente si además esto lo hace alguien que no hace deporte nunca puede terminar en el hospital, y si encima esto lo hacemos una vez al mes es más que probable que tengamos una lesión crónica que en un futuro nos impida realizar acciones de nuestra vida diaria como subir escaleras, o andar más de 5 minutos seguidos. ¿Esto lo entiende todo el mundo verdad? Y… ¿por qué cuando extrapolamos a comer demasiado la gente no se da cuenta que por no tener síntomas inmediatos no va a tener problemas en el futuro? ¿Porqué la gente cree que la diabetes, el colesterol o la obesidad «salen» en algún momento de la vida? No «salen» hacemos que salgan, solo un porcentaje muy pequeño de personas lo tienen por genética, el resto lo tiene porque quiere, perdón, porque nadie les ha informado. Y si no… ¿por qué somos el segundo país a nivel mundial con mayor tasa de Obesidad Infantil? ¿Les «sale» de pequeños? O… ¿Será que nos los llevamos a los buffets, hamburgueserías gigantes, menús de cumpleaños horrendos carentes de nutrientes y ricos en grasas, azúcares y aditivos?… y un largo etc.

TERCERO: Comer hasta reventar es estupendo para tener diabetes (sarcasmo), lo deberían de anunciar en los carteles de los restaurantes, BUFFET LIBRE PERICO DE LOS PALOTES, ESTUPENDO PARA DISPARAR LAS TASAS DE DIABETES. Hace reventar al páncreas que tiene que segregar una cantidad de insulina impresionante para ser capaz de restablecer los valores normales de azúcar en sangre y esto provoca diabetes, no la provocan la fruta, los hidratos de carbono en cantidades normales, ni siquiera los refinados si es una cantidad normal, ni la pasta, ni el arroz, ni muchísimo menos las sanísimas legumbres, las provocan los picos brutales de insulina que se segregan cuando se come de más. Los buffets son carne de secta y si yo fuera un laboratorio farmacéutico encargado de medicación crónica para la diabetes les daría las gracias e incluso les pagaría, (es broma) me ha salido del alma, pero en este mundo de locos tan incoherente en el que vivimos quien sabe… a lo mejor lo hacen.

CUARTO: Comer hasta reventar hace que tengas que ingerir líquidos para poder pasar la comida que te estás comiendo, y normalmente no es agua, jejeje. Otra modalidad de buffet libre son los restaurantes de comida rápida en los que no tienes acceso ilimitado a la comida pero sí a la bebida, pero no a la bebida que tu quieras, NO, a las bebidas de máquina que son con azúcar o edulcorantes (que no se cuál de las dos opciones es peor) que también producen unos efectos «estupendísimos» (sarcasmo) en nuestro organismo. Éstos también favorecen la obesidad y la diabetes. O bien porque llevan azúcar disuelto en agua que pasa rapidísimo a la sangre y produce un pico alto de glucemia y de insulina, o bien porque llevan edulcorantes que nos quitan la sensación de saciedad y nos hacen comer más. Esto no quiere decir que no puedas beber un refresco, me refiero a beber libremente todo lo que puedas porque es gratis.

QUINTO: Por último los restaurantes tipo buffet hacen que pierdas la noción de la cantidad de comida ingerida favoreciendo la obesidad y la diabetes, 100 gramos… medio kilo… 2 kilos… He de decir que la última vez que visité un restaurante buffet a penas comí y me entretuve en observar a la gente que sí lo hacía. Sacados de una película de terror, peleándose por los postres, llenando platos hasta arriba y dejándolos en la mesa para ir a por más comida, camareras que recogían los platos vacíos de 6 en 6, ¿en serio alguien puede comer más de un primero, un segundo, si me apuras un tercero y un postre? por supuesto no de platos de vanguardia, sino platos hasta arriba, en los que no cabe ni un guisante, ni un granito más de arroz, ni una semilla de chía, ni un granito de sal.

Algo está pasando, pero no me puedo creer que este tipo de restaurantes llene cada fin de semana, algunos son para más de 300 personas, no me puedo creer que no se pueda aparcar por la zona, no por la calidad de la comida, no por el trato exquisito, no por el encanto del restaurante, la ubicación o las vistas maravillosas, sino porque por 20 euros puedes comer hasta que te hartes. De momento sólo puedo decir una cosa. ¡Que pena!

Insertar un comentario

  Acepto la política de privacidad

Muy importante.- No es necesario registrarse para publicar una opinión o comentario, pero si se requiere insertar su nombre y correo electrónico para evitar el SPAM. Además, no utilizaremos los datos insertados para otros asuntos que difieran de esta publicación. En cualquier momento puede solicitar la eliminación de la misma enviando una solicitud en el Formulario de Contacto y con el mismo correo electrónico con el que ha emitido la opinión o comentario para que en un plazo máximo de 72 horas sea eliminado.

Información adicional sobre protección de datos:

  • Responsable: Noelia Caballero
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: noelia@lnmb.es.
  • Boletín Informativo: Si quieres, puedes suscribirte más abajo a nuestra lista de correos.
  • Información adicional: Más información en mi política de privacidad.